Desarrollo Mediación Familiar

EL DESARROLLO DEL PROCESO DE MEDIACIÓN

Aunque varía en cada caso, un proceso de mediación se desarrolla de manera general de la siguiente forma.

  1. Sesión informativa en la que los mediados son informados de las características de la mediación, el coste y la organización de la misma entre otros.
  2. Sesión constitutiva para concretar y dejar constancia de aspectos tales como el objeto del conflicto, la duración del proceso, así como la aceptación por los mediados del proceso de mediación.
  3. Desarrollo de la Mediación. En esta fase los temas a tratar y los intereses de cada uno son atendidos. Los aspectos emocionales son tenidos en cuenta para una comunicación efectiva lo cual favorece la negociación para posteriormente llegar a un acuerdo aceptable para todos.
  4. Una vez finalizadas las negociaciones, y en el caso de haber llegado a un acuerdo total o parcial, se redacta el Acuerdo de Mediación. Este acuerdo (Convenio Regulador) acompañará a la demanda de separación o divorcio de mutuo acuerdo para que sea homologado por el Juez.

¿QUÉ SE PUEDE ACORDAR EN MEDIACIÓN?

El Acuerdo de Mediación en los supuestos de separación o divorcio con hijos menores de edad, se redacta atendiendo al contenido del artículo 90 del Código Civil: el cuidado de los hijos y sus necesidades, el uso de la vivienda familiar, reparto de bienes y la pensión compensatoria. No obstante, es posible incluir también otros acuerdos relacionados con los conflictos familiares, siempre y cuando respetan el Derecho imperativo.

Aparte de la elaboración de los acuerdos que pudiesen ser reflejados en el Convenio Regulador, se puede iniciar un proceso de mediación para modificar las medidas establecidas en la Sentencia de separación o divorcio, bien porque han cambiado las circunstancias o bien por decisión voluntaria de ambos.

 

¿Quieres más información sobre el Desarrollo de Mediación Familiar?